Escribe aquí

Comparte

Según Greenpeace, en la actualidad sólo el 20% de los bosques primarios que cubrían la superficie de la Tierra desde sus orígenes están protegidos. Entre las distintas razones de la deforestación está la fabricación a cargo de la industria del papel.

“Nuestro consumo de papel no deja de aumentar, lo que no ocurre con el uso de papel reciclado. La industria papelera, una de las mayores consumidoras de energía y agua, trata de imponer el uso de papel blanco de fibra virgen. Mientras tanto, el 40% de la madera talada para uso industrial se usa para fabricar papel”, señala en un artículo Miguel Ángel Soto, líder de la campaña de bosques de Greenpeace.

La organización afirma, apoyándose en datos confirmados de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que debido a la industria papelera, anualmente se pierden 13 millones de hectáreas. Esta cantidad es equivalente a la superficie de Inglaterra. Pero es otro el continente en que afecta de lleno. La mitad de las hectáreas perdidas corresponden a el continente Africano.

Además, la FAO también advierte que “la desaparición de bosques produce el 18% del dióxido de carbono liberado anualmente a la atmósfera, incrementando el efecto invernadero”.

Cómo combatir a la industria del papel

Para contrarrestar la situación de contaminación por fabricación del papel, es recomendable recurrir al uso de papel reciclado, que se obtiene a partir de la recolección de material de este tipo que ha sido desechado, pasarlo por el proceso de reciclaje y así obtener un papel más ecológico. Obtener papel de esta forma significa la utilización de 70% menos de energía eléctrica y 80% menos de agua.

Según Nation, hay tres tipos de papel que se puede utilizar para el proceso de reciclaje:

  1. Molido: trozos sobrantes de la manufactura de papel y se reciclan internamente por la fábrica.
  2. Desechos antes del consumo: el papel que es rechazado por el consumidor y se reciclan para fabricar nuevos
  3. Desechos después de consumirlo: el papel que viene de los objetos que utiliza el consumidor común: revistas, cuadernos, diarios, etc.

En el pulper, un aparato similar a una batidora grande, se mezcla una parte de agua con la masa creada a partir de papel, separando las fibras de las que está hecho el material, para posteriormente se le agreguen los aditivos y minerales para lograr las propiedades necesarias.

Cuando ya se tiene la mezcla lista, se expande hasta lograr una capa fina sobre una tela para escurrir el líquido y se vaya secando. Para terminar el ciclo del secado se utilizan unos rodillos que terminan de exprimir el agua que queda, se pasa por un proceso de calor y presión y ya queda como cualquier papel utilizable.

Tags:
Scroll Up