Escribe aquí

La contaminación acústica podría ser la más grave según la OMS: ¿Qué está haciendo Chile?

Comparte

El ruido que producen los autos, motocicletas, camiones, buses, el metro, la maquinaria de construcción, los aviones, etc. Todos ellos tienen una repercusión importante en el medio ambiente y en la salud de las personas, por eso es considerado como un agente contaminante: la contaminación acústica.

Trastornos auditivos desde traumas acústicos por ruidos muy intensos como las explosiones, elevación del umbral auditivo. Quienes los sufren están constantemente expuestos a altos volúmenes como trabajadores de clubes nocturnos y construcciones; hasta problemas no auditivos como el estrés psicológico, insomnio, irritabilidad, dificultad de concentración, tinnitus (ruidos provenientes de nosotros) y ataques al corazón.

Según encuestas de la OMS, “uno de cada tres ciudadanos de Occidente asegura sufrir durante el día problemas de salud ligados al ruido. Mientras tanto uno de cada cinco dice tener dificultades para conciliar el sueño a causa del tráfico. Esto eleva el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares e hipertensión”.

Medidas contra la contaminación acústica en Chile

Esta clase de contaminación resulta “más difícil tomar medidas contra el ruido, como contaminante acústico, que contra la propia contaminación del agua o del aire”, explica un informe del Programa de Naciones Unidas por el Medio Ambienta (PNUMA). Una de las medidas chilenas para combatirlo ha sido a través del Ministerio de Medio Ambiente. La ministra Carolina Schmidt planteó hacer una Red de Monitoreo de Ruido Ambiental de Chile, comenzando por Santiago.

La idea de esta iniciativa es evaluar la contaminación acústica para así implementar medidas. En la presentación de este proyecto comentó: “El ruido es invisible, y nosotros hemos querido mostrarlo porque afecta la calidad de vida y la salud de las personas. El ruido genera estrés, trastornos del sueño y aumenta los niveles de agresividad en la ciudadanía. Y esta red nos permitirá trabajar en propuestas para reducirlo”.

Los 7 puntos estratégicos en donde fue instalada la red de monitoreo en sus inicios confirman que los vehículos son la causa principal de la contaminación auditiva. Eso desde el transporte público hasta vehículos personales. Las principales avenidas capitalinas con este problema son: San Martín, Alameda, Pedro de Valdivia, Irarrázaval, Autopista Central, Plaza de Armas, Maipú.

Específicamente, agentes importantes de ruido son: la bocina; aceleración innecesaria de los vehículos y la falta de mantenimiento de los mismos; la liberación del tubo de escape y altos volúmenes del equipo de sonido.

Tags:

Quizá te guste

Scroll Up