Escribe aquí

Comparte

Este 25 de diciembre se dio a conocer en la prensa nacional que Sebastián Piñera había tomado una decisión. Tras una navidad en que fueron reprimidos participantes de una cena preparada en “Plaza de la Dignidad”, el mandatario va a contratar un servicio que se encargará de enviar un mensaje pro paz. Este estará a cargo de la internacional J. Walter Thompson, líder global en el rubro.

La campaña consta de 7 días en que televisión y radio serán intervenidas con mensajes. La primera plataforma tendrá 45 segundos en pantalla y la segunda al menos 2 frases al aire. La fecha todavía es un misterio, pero el trato ya está cerrado: costará $202 millones de pesos.

“J. Walter Thompson” se alza como la mayor empresa publicitaria nivel global. Con más de 200 oficinas distribuidas alrededor de 90 países la gigante tiene rol protagónico en marcas de esa altura. Unilever, Coca Cola, Disney y otras han sido intervenidas o tenido campañas potente por partes de la empresa.

También la dictadura cívico militar chilena de Augusto Pinochet fue cliente de la firma en 1974. Así lo pudo comprobar el equipo de Tomate Rojo.

“J. Walter Thompson” y la dictadura chilena

“The chilean military junta, as part of a broad effort to spruce up its international image, has hired the J. Walter Thompson advertising agency”.

“La junta militar chilena, como parte de un amplio esfuerzo para arreglar su imagen internacional, ha contratado a la agencia de publicidad J. Walter Thompson”, dice la segunda parte del libro “Refugee and Humanitarian Problems in Chile”. El documento fue confeccionado por un subcomité del Congreso de Estados Unidos. La instancia investigaba problemas de conectividad con refugiados y exiliados de la dictadura.

Según el texto Kevin Corrigan fue el intermediario de la dictadura con la empresa. El hombre nació en Chile y su padre trabajó en la minera Chuquicamata. En octubre de 1974, cuando fue el trato con Pinochet, Corrigan presidía una nueva subdivisión de JWT llamada “Dialog”. El área se encargaría del desarrollo de las comunicaciones y las relaciones públicas.

“We’ll be advising them on reporting more effectively and fully to the media, such as The Washington Post, if you will, as well as specialty items”.

“Les asesoraremos sobre cómo informar de manera más efectiva y completa a los medios de comunicación, como The Washington Post, si lo desean, así como artículos especiales”, fue la promesa de Corrigan. Pero no fue la única empresa de comunicaciones involucrada en la limpieza de imagen de la dictadura. Según registra la columna “Ley y orden en Chile” publicada por Víctor Barrera en 1975 en el New York Times, McCannErickson también jugó comunicacionalmente.

Histora de “J. Walter Thompson” o JWT

Nace en 1847, en Massachuttes, James Walter Thompson. A los 21 años se traslada a Nueva York y une a la agencia de ventas Carlton & Smith. Desde allí pasó de ser contados a uno de los vendedores más rentables. Nueve años después tuvo el capital suficiente para comprarle la companía a William Carlton y girarla hacia la venta de avizaje en periódicos.

Así, el pionero de la publicidad fue el principal jugador en la maratón de creación de stloganes y el posterior desarrollo de la industria. Ya en 1915 JWT creaba uno de los primeros departamentos de invetigación de marketing.

En 2005 fue comprada por el grupo WPP, quien mantuvo su nombre. Actualmente y desde afuera hacia adentro, el Vicepresidente Regional de Latinoamérica es Jaime Rosado. 

Al mando de Chile está Clemente González A, presidente de la firma en el territorio nacional. La dirección general creativa está a cargo de Felipe Porte desde el 2015. Su trabajo anterior se reconoció en festivales como Cannes, London International Awards, entre otros,

Cobertura especial por el Estallido Social

Tags: