Escribe aquí

“No hay señales de una desaceleración”: el peligroso récord que rompieron los gases de efecto invernadero en la Tierra

Comparte

Cómo si el reloj del planeta no estuviera cada vez más cerca del final, los humanos volvemos a acercarlo más. Un nuevo balance de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) revela que los gases de efecto invernadero en la atmósfera no tienen desaceleración sino que batieron un nuevo récord. La media de concentración este tipo de emisiones registrada en 2018 por la OMM es la más alta registrada desde que los humanos comenzaron a habitar la Tierra.

Los gases de efecto invernadero están compuestos de dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O). Del primero, que es el principal responsable de el calentamiento global, llegó el año pasado a las 407,8 partes por millón (ppm).

Para poder encontrar un registro superior, se debe retroceder unos tres millones de años donde la temperatura era entre dos y tres grados más cálida, recoge la organización.

Combustibles fósiles claves en la nula desaceleración

“Hay múltiples indicios de que el aumento de los niveles atmosféricos de CO2 está relacionado con la quema de combustibles fósiles”, destaca la OMM.

De acuerdo con el informe, el 15 de mayo del 2019 alcanzó el nivel diario más elevado registrando 415 partes por millón.

“No hay señales de una desaceleración, y mucho menos una disminución, de la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera a pesar de todos los compromisos contraídos con el Acuerdo de París sobre el cambio climático”, destaca la organización.

Tags:
Scroll Up