Escribe aquí

Comparte

A 32 kilómetros de Copiapó fue el escenario en que se produjo el derrame. A través de Facebook una vecina, Soledad Cordero, denunció el hecho. El principal objetivo de la denuncia realizada este jueves, era mostrar los culpables del derrame en Atacama. Otro episodio de contaminación provocado por el extractivismo, como la intoxicación de aves en Loncura el mes pasado.

El material derramado en pleno desierto correspondería a concentrado o pulpa de fierro. Esto ocurrió en el kilómetro 45, y 11 kilómetros más allá se experimentó la rotura de la empresa.

Culpables del derrame en Atacama

Compañía de Aceros del Pacífico una vez más fue la responsable. Al igual que hace unas semanas en Isla Guarello, Puerto Natales, un error de la empresa volvió a dañar al medio ambiente. Esa vez se derramaron 40 mil litros de diésel, y ayer una cañería provocó el desastre  a través de sus cañerías de la Mina Cerro Negro Norte.

Pero ¿Qué es la CAP? La Compañía de Aceros del Pacífico no sólo es el principal grupo minero del país. La industria, privatizada en dictadura, está en la corona del hierro en toda la costa oeste americana.

Está presente en la Región de Antofagasta; donde en el Huasco tiene la mina de Algarrobo y la de Los Colorados; la de Atacama; en la que en el Valle del Elqui posee la mina El Romeral y el Puerto de Guayacán; y Coquimbo; donde se explota mineral en la mina Cerro Negro y el puerto de Totoralillo.

Esto esta pasando en el vioducto de concentrado de fierro

Publicado por Soledad Cordero en Jueves, 1 de agosto de 2019

Según la empresa narró a Meganoticias estaría todo controlado. La “rotura fue detectada de manera inmediata por personal de CAP Minería y se realizaron todas las labores contempladas en el plan de emergencia, como dar aviso inmediato a las autoridades”.

Culpables de derrame en Atacama / La denuncia apunta a Compañía de Aceros del Pacífico (CAP)

Otros episodios de contaminación de la CAP

En septiembre del año pasado la CAP fue denunciada por Oceana ante la Superintendencia de Medio Ambiente. Específicamente se denunció a la Compañía Minera del Pacífico (CMP) que pertenece a la firma. El motivo fue grave: romper 20 normas ambientales, entre ellas verter desechos al mar. La industria opera en Huasco, que junto a Quintero – Puchuncaví, Coronel y Mejillones componen las “zonas de sacrificio” del país. Según un documento de la Super Intendencia del Medio Ambiente, los episodios contaminantes con CAP comienzan en 1978.

El Pingüino de Humbolt también sufre con CAP. Mientras se peleaba contra el proyecto Dominga, en 2015, se aprobó en Chile el proyecto Puerto Cruz Grande.

Pero no es algo nuevo el problema de CAP con el Medio Ambiente. El 2014 Juan Pablo Larraín Suckel, médico cirujano que trabajó ocho meses en esa industria escribió una carta abierta denunciando a la empresa. El motivo era el nulo resguardo a la salud de CAP hacia la población del Huasco. “Dicha empresa utiliza procesos productivos antiguos, e irresponsablemente no invierte en mecanismos que permitan disminuir su cantidad de emociones y mejorar la salud de la comuna en la que está situada”, dijo Larraín a El Mostrador.

Según consigna La Segunda, la Compañía de Aceros del Pacífico guardó su dinero en paraísos fiscales. La industria escogió exóticos destinos, como las Antillas y Bahamas.

CAP también está involucrado al fútbol. El club Huachipato pertenece a la compañía sidelúrgica Huachipato, parte de CAP.

Tags:
Scroll Up